Te comiste todo durante las fiestas?

Pan dulce, asado, torre de panqueques, arrollado, pionono, garrapiñadas y demás carbohidratos que te dejan el estómago agitado.

Lo mejor que podemos hacer éstos primeros días del año es hacer un lindo detox natural sin mucho esfuerzo sino bajo una buena alimentación.

Antes que nada, es bueno considerar el ejercicio como una forma regular para cuidar nuestra salud durante todo el año. De cara al Año Nuevo, considerar reducir la ingesta de carbohidratos y grasas. Dedicar al menos 3 días a la semana a hacer ejercicios, el que cada uno pueda y/o le guste. Considerar 6 comidas en pequeñas porciones durante el día, de manera que el cuerpo siempre esté con energía y con buenas reservas.

Beber 3 litros de líquido en forma de infusión (té, café, mate) o aguas saborizadas con gotas de limón, menta, naranja, jengibre, agua, agua con gas, caldo o incluso gelatina.

Evitar los alimentos ultraprocesados como fiambres, salchichas, snacks, preparaciones envasadas o rebozados comerciales son también las claves para mantener saludable al cuerpo. Para el desayuno y la merienda elegir lácteos descremados, frutas frescas, licuados de frutas y ensaladas de frutas. Verduras frescas en todas sus variedades, porque aportan fibra y agua son también fundamentales, verduras de hoja, tomate, zapallito, manzana, leche y yogurt.

Mantené las comidas habituales, desayuno, almuerzo, snack de la tarde y cena liviana. Procurá estos días que tu alimentación sea primordialmente basada en vegetales, incorporando legumbres y semillas y también granos enteros.

Otro de los consejos clave para lograr la armonía es el descanso, ya que cuando descansás correctamente, tu digestión funciona plenamente. Por eso, durante los días posteriores a las fiestas, tratá al menos de irte a descansar media hora antes de lo habitual. De esta manera, todo tu organismo se reordenará y te ayudará depurar mejor los excesos en horarios y comidas de los días anteriores.