No todos entienden el lazo que puede generarse con tu mascota, sobre todo con el mejor amigo del hombre, los perros. Ya que no hay nada más fiel que estos seres. Te acompañaran en cada momento, detectan en seguida tu estado de ánimo, y suelen acostarse cerca de uno, lamerte la cara, saltar o traer un juguete para animarte. Hay estudios que dicen que la relación de una persona con su perro, es casi tan fuerte como la de madre e hijo. Es por eso que hay que devolverles el mismo cariño, ocuparse de sus necesidades, que siempre tengan su platito con comida y agua, si hace frío que tengan un lugar para estar cubiertos. Hacerles mimos siempre, cuidarlos cuando se enferman.

Muchos jóvenes adultos que viven solos suelen comprar o adoptar un perro para que sea su compañía, y si nunca han tenido un cachorro antes deben saber que no es tarea fácil pero es muy gratificante. Es casi como cuidar a un bebe, debes enseñarle cuál es su lugar para hacer sus necesidades, a no romper cosas. También hay que ponerles límites, porque romper una mala costumbre en un perro no es tarea fácil.

Los perros son seres sin maldad, se adaptan a su humano, son inteligentes, pero hay que recordar que siguen siendo animales y hay cosas que les cuesta más aprender. Es muy interesante enseñarle trucos a tu pequeño amigo, ya que los ayuda a estimular su mente, y son muy felices logrando comprender el comando y luego recibiendo su premio.

Ellos siempre te amaran y protegerán hasta el fin de sus días. Sería hermoso que su vida durara lo mismo que la nuestra. No lo crees?