Además de ser el suceso del año y estar todos esperando a ver cómo se comportarían, los protocolos, qué iban a usar los novios y los invitados, también queremos saber qué paso en la fiesta!

Y es obvio que si tenes de invitado a James Corden tu fiesta esta garantizada a ser un éxito!

El actor y su esposa fueron uno de los pocos afortunados que recibieron además una invitación a la exclusiva fiesta que tuvo lugar después de la recepción oficial que siguió al servicio religioso, en la que los novios celebraron junto a sus más allegados un banquete en Frogmore House.

En privado, la realeza pudo soltarse un poco, luego de tanta formalidad. Tanto el novio como su padre y su hermano, los príncipes Carlos y William, se animaron a saltar a la pista siguiendo el ejemplo de Corden para animar al resto de los presentes.

«Se esforzó al máximo para que se divirtieran y resultó todo un éxito. Incluso organizó una competición de baile entre Harry, Carlos y William. Todos se rieron ante lo inesperado de la situación», contó un invitado al periódico «The Sun».

Meghan, a pesar de su nuevo título de Duquesa de Sussex, no tardó en unirse al trío junto a su madre Doria para sumarse a la diversión. Las princesas Eugenia y Beatriz, primas de Harry y William, fueron algunas de las asistentes por parte de la familia real que se animaron a marcarse unos cuantos movimientos.

A veces hay que dejarse llevar un poco por la diversión del momento, olvidarse un poco de todos los protocolos y disfrutar del momento.