Si, además de que hoy juega Argentina su segundo partido del Mundial de Rusia 2018, hoy empieza el invierno, 21 de junio!

El sol entra en #Cáncer. Entonces volcamos nuestra energía vital en cuidar aquello que sentimos nuestro. En ésta época nos tocará lidirar con asuntos familiares, hogar, mudanzas y finanzas para encontrar seguridad. Además entramos en el #Solsticio de invierno, con esto hacemos un recuento de lo aprendido en la última temporada y se marca el tema a trabajar en los próximos tres meses. Usualmente el mes Cáncer es para estar en lo seguro y familiar, pausarnos un poco para nutrirnos a todo nivel. Ahora que Urano está en #Tauro recibiendo al Sol en Cáncer con un sextil, el mood y la energía disponible es diferente: se trata de crear una nueva estabilidad y, si es necesario, cortar el cordón umbilical con lo que era muy familiar, pero nos es tóxico.

El solsticio de invierno es entonces está oportunidad de sintonizar o resonar con este proceso de la naturaleza de muerte-renacimiento (la muerte en la naturaleza es siempre transformación). Muerte que es necesaria para crecer y liberarse de viejas ataduras; y para morir es necesario entregarse, soltar y vaciarse. Dejar de aferrarse a la identidad y abrazar el proceso en sí de la vida, la cual no nos pertenece, sino que somos apenas una expresión particular dentro de su infinita unidad. Como escribió Emerson: “no somos nada, pero esa luz es todo”.

Así que como decimos siempre SOLTAR aquello que nos hace mal y renovar energías, no hay que tenerle miedo a los cambios, todo lo que hay que sacar de nuestra vida es porque en éste momento no nos hace bien! Hay que ir siempre hacia adelante, avanzando y creciendo!