Increíble pero real, la primera dama de los Estados Unidos se subió al auto de James Corden y juntos con Missy Elliot cantaron.

Michelle Obama hizo el famoso «carpool karaoke». Por motivos de seguridad no salieron de los terrenos de la Casa Blanca, eso no los detuvo para dar vueltas y cantar a viva voz el tema de Stevie Wonder «Signed, Sealed, Delivered I’m Yours» y el éxito de Beyoncé «Single Ladies (Put a Ring on It)».

Después de estos dos grandes temas, fue el turno de «This Is For My Girls», un himno feminista que busca promover el acceso a la educación en todo el mundo. Y para ello, Missy Elliott ocupó una plaza en el asiento de atrás del auto.