Normalmente cuando empieza el año solemos decir este año voy a bajar de peso, voy a hacer dieta e ir al gimnasio todos los días, una de las resoluciones de principio de año que nunca solemos cumplir porque la vida se mete entre medio, las ocupaciones y el cansancio.

Si no llegaste con todos tus objetivos para este año, no es para amargarse, lo que tenes que hacer ahora es plantearte objetivos más realistas. Si queres bajar de peso ponete una meta en cantidad de kilos que queres bajar. Así cuando llegue diciembre el año que viene habrás cumplido con lo que querías.

Otra sugerencia es visualizarte teniendo éxito en las metas que te planteaste, piensa hasta en los sentimientos de satisfacción al lograrlo, serán un gran motor durante el año para que puedas llegar a lo que queres.

Y otra cosa muy importante es compartir con algún familiar o amigo para que te ayude en ese momento en que queres tirar todo por la ventana, tener esa persona que te recuerde todo lo que lograste y te de fuerza para seguir adelante es de mucha importancia.

A ponerle onda a este nuevo año, como dicen siempre «Año nuevo, vida nueva».