Una máquina de ruido blanco puede ayudar a reducir el ruido de fondo que perturba tu sueño, ya que la creación de un ambiente constante puede ayudar a enmascarar el ruido de dentro y fuera de la casa.

Fijate de qué telas son tus sábanas y pijama. Y utiliza telas como el algodón, el lino y seda a menudo determinan si tienes un sueño reparador o no. Los expertos recomiendan elegir ropa de cama y pijamas con «tela de algodón transpirable para no calentarse.»

Los seres humanos prefieren dormir en la oscuridad, y los antifaces son una de las maneras más simples para prevenir los efectos fisiológicos y psicológicos de la luz que causa molestias al sueño.

También puedes bloquear la luz que entra por la ventana con una buen blackout.

Se ha demostrado que el olor de la lavanda disminuye la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que potencialmente te pone en un estado más relajado. Si prefieres perfumar el ambiente con velas, sólo asegúrate de encenderlas antes de quedarte dormida.