Esta vez fue Kendall Jenner quien decidió cerrar su cuenta de Instagram. Pero no nos desesperemos, al parecer solo será por un tiempo, como ell confesó en el programa de Ellen De Generes.

Resulta que la modelo era muy adicta a esta red social, era lo primero que veía al levantarse y lo último al acostarse, se estaba haciendo una especie de obsesión y quiso cortar un poco con eso y alejarse por un tiempo. Por suerte aseguró que será solo por un tiempo.

Y la verdad es que la estrella tiene razón, Instagram, Facebook, Twitter o cual sea tu red favorita se vuelven adictivas, se te pueden pasar horas sin darte cuenta y estar pegado al celular. No sería una mala idea, cada tanto seguir su ejemplo y alejarnos un poco.