Así tituló una foto que subió a su cuenta de Instagram la actriz y cantante Oriana Sabatini.

Ya que luego de ser fotografiada en sus vacaciones con su nuevo novio el futbolista argentino que juega en la Juventus, fue duramente criticada debido que las fotos que se vieron de su cuerpo no se parecen a las que ella suele publicar en sus redes sociales. La criticaron por el uso del photoshop.

Catherine Fulop, mamá de la cantante, salió al ruedo para tratar de explicar el uso de Photoshop, culpable en muchos casos de generar estándares de belleza imposibles de alcanzar para los jóvenes. «Cuando ella hace una producción fotográfica le súper emparejan la piel. Y a lo mejor ella se cuida durante una o dos semanas antes de la sesión. Ahí, en cambio, estaban relajados, comiendo pastas, postres y tomando unos vinitos… Y por supuesto, se le iba a ver más pancita. Así que a mí me encantó que la retocaran un poquito. Porque además, las tomas eran de arriba y con el sol cayendo directo, lo que puede sobredimensionar cualquier defecto», explicó la actriz venezolana, quien además de haber protagonizado muchas portadas de revistas estudió fotografía.

Y es por todo éste escándalo innecesario que Oriana publicó en su Instagram la siguiente foto:

Mostrándose tal cual es sin ningún problema, mandando así un fuerte mensaje a todos los que la criticaron y a las mujeres en general, que suelen sentirse inseguras con su cuerpo debido a éstas imperfecciones, como las estrías, celulitis y demás que tenemos todas, hasta las modelos más top.