¿Te acordas del Nokia 1100?, si el pequeño celular que su primera versión fue en negra con el teclado plateado y la pantalla monocromática, era monofónico y sólo tenía memoria para almacenar 50 contactos, y de fotos ni hablemos. Ni siquiera tenía cámara. Este celular salió en el 2003, y hoy en el año 2016 nos parece que fue hace un siglo atrás que usábamos esos celulares. Pero no existe un celular más irrompible que éste, a diferencia de los nuevos modelos que si no les ponemos funda y vidrio templado se nos rayan o se nos puede romper la pantalla si se nos cae.

De todas formas, lo más importante sobre éste teléfono móvil, es que es el más vendido de toda la historia. Superando a Apple.

Se dejó de fabricar en 2007 y, desde entonces, se le considera el móvil más vendido del mundo, con más de 250 millones de unidades vendidas. En segundo y tercer lugar se encuentran el Nokia 5230 y Nokia 1200, con más de 160 y 150 millones de teléfonos vendidos, respectivamente.