Parecía una neblina la cubre desde el jueves el cielo de Neuquén, pero la realidad es que es una nube con restos de la catástrofe natural llego a Argentina y se hace visible en la región.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional anunciaron este jueves el ingreso sobre el territorio argentino de una pluma de humo de los incendios forestales que se desataron en Australia desde diciembre. Este fenómeno se hará visible en la región del Alto Valle.

La nube de humo se dispersa hacia el este sobre el océano Pacífico, alcanzando el territorio de la República Argentina, siendo más notoria en en las regiones de la Patagonia, Cuyo y Centro del país.

Esta capa densa de humo recorrió más de 6.500 kilómetros de distancia desde Australia hasta Argentina.

Los especialistas de salud recomendaron que el humo de los incendios australianos puede generar algunos trastornos en los enfermos crónicos de afecciones pulmonares, como asmáticos, deben tener un cuidado especial y se recomienda usar barbijos para prevenir inconvenientes.