«Es un trastorno poco conocido. Comienza como un inocente intento por mejorar la calidad de la alimentación, pero con el tiempo aparecen las obsesiones sobre qué se debe comer y qué está totalmente prohibido», explica Juana Poulisis, psiquiatra y autora del libro Los nuevos trastornos alimentarios.

Una de las nuevas enfermedades alimenticias es la Ortorexia. Que es la obsesión por comer saludable, primero descartan la grasa animal, las harinas blancas, los hidratos de carbono, los aditivos y los conservantes. Y la lista no para de crecer.

Como bien dice el título, ningún exceso es bueno. Esta bien querer comer saludable, o ser vegetariano, vegano o la opción con la que más cómodo te sientas, pero no hay que pasarse de la raya y dejar de disfrutar el comer.

Lo importante de esta enfermedad es que hay que cuidarse porque puede terminar en anorexia, es tan importante la calidad de la comida que ingieren que de a poco van dejando de comer, ya que a todo le ven algún problema.

ES una nueva enfermedad y por eso hay que estar atentos, ya que no hay mucha información al respecto. Hay que comer saludable, pero no dejar de comer.

Es necesario alimentarse para poder tener una vida completa y plena.