Luego de pasar gran parte de su vida escondida del público, de tener su cara protegida por un barbijo por que su padre siempre quiso que vivieran una vida lo más normal posible y no fueran acosados en todos lados por su fama, Paris Jackson muestra su bella cara y cuenta qué planes tiene para su futuro.

Sus principales planes son insertarse en el mundo de la actuación y del modelaje. Se interesa mucho por ser ecológica, comer orgánico, ama a los animales y quiere ser activista.

Ya ha aparecido en dos portadas de revistas importantes en los Estados Unidos y el mundo, en la revista “Rolling Stone” y en la “Harper’s Bazaar”.

Con sólo 19 años y una historial en drogas y depresión, hoy trata de tormarse en mundo con más calma gracias al espiritualismo. Ser la hija del gran Michael Jackson no es tarea fácil, pero Paris esta haciendo su mejor intento por tener su propia imagen y no sólo ser conocida por quién es su padre.