Y los superhéroes continúan pasando por la gran pantalla y las combinaciones dan para todo. Es que este jueves estrena Capitan America: Civil War, uno de los títulos clave del universo cinematográfico de Marvel.

El productor de Marvel, Kevin Feige orgulloso con la cantidad de estrellas dijo frente a la prensa internacional que “nunca hubo un grupo como éste en la historia del cine. Hemos tenido que separarlo en dos paneles diferentes porque cada uno de sus integrantes merece un título propio”.

Armaduras, trajes blindados, disfraces y cualidades especiales tienen su propia grieta. La idea de «guerra civil» nació en el papel y ahora llega al cine. En 2006, las historietas de Marvel registraron el enfrentamiento entre el Capitán América y Iron Man a partir de posturas encontradas entre ambos luego de una acción en la que murieron muchos inocentes. En la película que está por llegar, ese reclamo surge de un escenario de fantasía que remite a la lucha actual contra el terrorismo. Es así que Iron Man lidera a un grupo de superhéroes que acepta someterse a los acuerdos de Sokovia, a través de los cuales se imponen controles oficiales sobre quienes poseen algún poder especial. Del otro lado, el Capitán América cree en la libertad de acción y reacciona contra esos compromisos. Varios de sus pares lo siguen.

Aliados por momentos, enemigos por otros, dos grupos que chocaran constantemente grupal e individualmente (Team Cap y Team Iron).  Pero además, en el medio aparece un villano de verdad (el Barón Zemo, personificado por el actor alemán Daniel Brühl) y regresa un integrante del mundo Marvel de la primera hora, el Hombre Araña, que hasta ahora funcionó en el cine de manera autónoma, en otro estudio (Sony) y con otros rostros (Tobey Maguire, Andrew Garfield).

Ahora se suma a esta suerte de tercera aventura de los Avengers, aunque Feige y los directores de Civil War se resistan a ello, con una nueva cara (Tom Holland) y un lugar que continuará con su primera película en solitario dentro de esta nueva etapa, Spider Man: Homecoming, con estreno previsto para julio de 2017. El nuevo Peter Parker, que tiene apenas 19 años, se integra al Team Iron como protegido del personaje de Robert Downey Jr., que a la vez acaba de confirmar su participación en Homecoming indicaron desde La Nación.