Está de moda reinventar, volver sobre algunas modas de otros años y agregarle un toque distinto que lo hace moderno.

De los años 70’ tomamos los maxivestidos de manga larga y acampanada a veces, algunos con estampados llamativos, pero sobretodo lisos o a rayas horizontales. También esta temporada se usan los pantalones de pata de “elefante”, los palazos, en colores neutros, el marrón en todas variables, y nos alejamos cada vez más del chupín que tanto marcó estos últimos tiempos. También la onda boho chic, es tendencia, los estampados florales con las mangas acampanadas.

Vuelve en todas las formas el estampado animal print, vestidos, tapados, remeras, camisas, calzas lo que quieras, y bien combinado con los accesorios correctos queda super trendy y chic.

Y continuamos como hace varias temporadas con el estilo militar, las parkas grandes, entalladas, camisas de cazador.

Además ahora se incorporó el utilizar el encaje, las puntillas, la seda, el satén en vestidos, camisas y tops, que nos hacen ver sexis y delicadas a la vez.

Una de las tendencias más importantes para este invierno es llevar prendas de tejidos de punto, ya que además de suave la lana se ve estupenda en moda. Te aconsejo que si quieres llevar tejidos de punto lo hagas mejor con colores neutros y claros, pues los colores oscuros tienden a sobrecargar demasiado la ropa.

Si hay algo que las colecciones de otoño invierno de estos últimos años dejaron en claro es que los estampados, la textura y el color, y que las reglas que alguna vez se definieron para la ropa según las estaciones del año, en cada temporada se desdibujan cada vez más. Los colores traspasan la frontera climática, los hombros y las piernas descubiertas no le temen al frío, las zapatillas se usan de lunes a domingo y el jean con jean sigue siendo uno de los preferidos a la hora de pisar el pavimento.