Y resulta que la solución para cuando tus vecinos hacen mucho ruido y ya no te los bancas más es comprarles la casa…

Así hizo nuestro 10 preferido, Lionel Messi, ya que al parecer sus vecinos alquilaban las habitaciones lo que interrumpían la paz del futbolista y su familia, que son personas muy privadas y tranquilas.

Trató de construir una medianera más alta, pero no estaba permitido, por lo que no le quedo otra que adquirir la casa de sus vecinos para poder vivir tranquilamente como a ellos les gusta.