Y no lo decimos por el tamaño de los televisores, sino porque cada vez actores más reconocidos, con increíbles carreras cinematográficas se suman a la oleada de series!

Julia Roberts protagoniza el thriller psicológico “Homecoming”, en el que interpreta a una trabajadora social de una oficina secreta del Gobierno. A los 51, y luego de 30 años de carrera, asegura que no hay diferencia entre trabajar en cine o en TV.

La serie Homecoming, que estrenó el viernes 2 en Amazon Prime Video, le pareció lo suficientemente atractiva y por eso pensó seriamente en la oferta de incursionar por primera vez en este medio. Era fan del podcast en el que está basada. Puso como condición que el creador de Mr. Robot, Sam Esnail, que era el productor, dirigiera además cada uno de los capítulos de lo que van a ser, se espera, dos temporadas.

En Homecoming ella es Heidi Bergman, una trabajadora social que ha dejado su puesto en una oficina secreta del Gobierno en Florida, que ayuda a reincorporar a la vida civil a soldados que vuelven traumatizados de la guerra. Ahora trabaja de moza en una ciudad pequeña, hasta que un auditor del Departamento de Defensa inicia una investigación que la vuelve a colocar con sus preguntas en ese pasado reciente, bajo un jefe (Bobby Cannavale) que le pide que en sus sesiones de terapia interrogue a los soldados de una manera sospechosa, en esa dependencia secreta llamada “Homecoming”. Heidi ha desarrollado ahí una buena relación con Walter, un joven soldado negro (Stephan James), y esto será muy importante para la trama.