El viernes comenzó la Quinta edición de la fiesta de los neuquinos. Al ritmo de “Big Mama” se abrió el escenario, luego sonaría La Brea, la banda más energética y multitudinaria de la zona, luego Elessär la única banda de metal sinfónico de la Provincia con su look tan característico y la voz alucinante de su cantante , y cerró Tercer Track dejando al público candente para recibir a las bandas nacionales.
Al caer la noche y asomarse la Luna, que claramente fue la protagonista, salieron a escena los locos solo un poco: “Turf” y cerraron los chicos de Airbag.
Así, con gran cantidad de público entusiasta, quedó inaugurada una primera noche de música y diversión a orillas del río Limay.

Al día siguiente, se vivió una gran noche de mucho baile y fiesta al ritmo de los genios de Miranda y el panameño Joey Montana, quien sorprendió a todos con su dulzura y alegría.

El último día, el domingo, cerró Kevin Johansen y la gran banda argentina de reggae: Los Pericos. Se bailó, se cantó y se comió. ¡¡Tres noches increíbles!!

La conducción en escenario central estuvo a cargo de Mariano Gonzalez y en escenario paralelo los conductores revelación Nyko Martín Martin y Agos Palladino, quienes asombraron con su energía, alegría y mucho humor! Hicieron reir a mas de 90 mil personas gracias a su talento y su gran entrega.
Detrás de escena, Matias Cesari entrevistó a las autoridades, funcionarios y artistas como lo viene haciendo en todas las ediciones de la Fiesta de la Confluencia.
La transmisión por la Tv Pública fue un gran acierto y trajo una ventana al país de nuestros artistas locales, conductores y nuestro público!
El equipo de producción de radio tuit a cargo de Ailén Morales y en redes sociales Julian Blanco hicieron una gran cobertura y registro de toda la fiesta neuquina… (y además se bailaron todo!!).

Una gran noche para el staff de Radio Tuit y para nuestros queridos amigos de “Ponele Onda” quienes hicieron un trabajo increíble que verán este viernes a las 22 por “Somos el Valle”.
Otra exitosa edición de la Fiesta que se está encarnando en el ADN neuquino.