Las mujeres principalmente, aunque los hombres ahora también, tenemos muchas inseguridades con nuestros cuerpos, con los estándares de belleza impuestos. Suelen ser muy duros para aquellas personas que están excedidas de peso y hasta para aquellas que son muy flacas.

Los seres humanos somos seres insatisfechos, muy rara vez estamos contentos con nuestro cuerpo. Es como las mujeres que tenemos el pelo lacio queremos rulos, y las que tienen rulos quieren el pelo lacio.

Si no te gusta tu cuerpo debes hacer algo al respecto, pero lo primero para poder moverte del lugar donde estas debes aceptarte a ti mismo con todos los defectos y virtudes que tienes. Auto criticarse constantemente no te ayudará a sentirte bien, lo mejores es mirarte al espejo y decir «este soy yo, y me quiero».

Cuando estamos cómodos con nosotros mismos, el resto de las personas a tu alrededor lo sienten también y hasta te ven más lindo.

Amate a ti mismo y luego comienza un cambio si es lo que te parece que necesitas, sin querer conformar los estándares sino por vos mismo, si vos sentís que lo necesitas y lo queres!