Justin Bieber viene con un año complicado, va varios años difíciles, donde no sólo ha sido noticia por ser un excelente artista sino por sus problemas con la justicia y con los excesos sobre todo.

Esta vez es noticia por atropellar a un paparazzi, pero hay que aclarar que un accidente, que JB lejos estuvo que querer hacerlo con mala intención. El fotógrafo estaba muy cerca del auto y el cantante no lo vio.

Justin salía de la iglesia y se subió a su enorme camioneta, rodeado por paparazzi, que lo siguen casi hasta el baño. No insultó a nadie allí, simplemente se subió y arrancó. El problema es que los fotógrafos son muy extremos, con tan de conseguir una mejor foto que su competencia están casi sobre los autos, y éste en particular estaba muy cerca de las ruedas delanteras, lo que llevó a que el cantante sin querer lo golpeara con su camioneta.

Apenas se dio cuenta de lo sucedido Bieber se bajó inmediatamente a asistirlo y ver si estaba bien. Y le pedía por favor al resto de los fotógrafos que por favor le dieran un poco de espacio y aire al accidentado. Justin se quedó allí hasta que llegó la policía y la asistencia médica, no atentó en ningún momento a irse.

Se nota que el cantante ha madurado bastante desde aquellos tiempos en los que salía corriendo de la policía, y suspender sus shows en vez de hacerlos de mala gana o tener que cancelarlo en el medio, como pasó en Argentina y sus fans no se lo perdonaron.

Esperemos que termine todo bien, JB tuvo una buena acción al quedarse. Suficientes problemas tiene el artista, dejemoslo descansar un tiempo. Así pronto podrá volver con más energías y recargado para dar mejores espectáculos, hacer nueva música y hits.