Hace poco tuvimos un eclipse Solar que todos salimos a verlo, y ayer se dio un eclipse Lunar.

Si bien éste eclipse fue parcial, el 60% de la superficie de la Luna quedó cubierta por la sombra.

En nuestro país el pico máximo se produjo a las 18.30 y finalizó a las 20.00. El fenómeno astronómico pudo contemplarse a simple vista, sin ningún peligro, al contrario de lo que ocurre con los eclipses de Sol. Unos largavistas o un telescopio permitieron disfrutarlo plenamente.

Como está en el eje de cáncer y capricornio, esto influye en los sueños, en el cuerpo, en las emociones y en la fluidez con que las expresamos.

Te recomendamos que leas la próxima nota de cómo influye éste eclipse en cada signo zodiacal.