Así es HBO estrenó este fin de semana en el Reino Unido el documental «Robin Williams: Come Inside My Mind» (Robin Williams: ven adentro de mi mente).

Hace 4 años, el 11 de agosto del 2014, el actor decidió quitarse la vida de una manera muy triste. A los 63 años uno de los mejores comediantes estadounidenses y ganador de un Oscar en el año 1998, dejó nuestro mundo.

 

Éstos hechos nos hacen cuestionarnos sobre lo poco que sabemos de la vida de los artistas realmente.

Williams estaba diagnosticado de dos enfermedades bastante graves. Parkingson y tenía síntomas de una enfermedad conocida como demencia de cuerpos de Lewy, identificada como una de las causas detrás del alzhéimer.

Además tenía varias adicciones, como la cocaína y el alcohol formaron gran parte de su vida. En el año 2006 después de dos décadas de sobriedad el actor tuvo que ingresar a una clínica de rehabilitación porque había recaído en la bebida.

Una de las declaraciones más poderosas del documental proviene de uno de sus mejores amigos, el también comediante y actor Billy Cristal, sobre la otra adicción de Williams: hacer reír. «Es algo muy poderoso para los comediantes. Esa risa, esa necesidad de hacer reír, es como una droga», dijo Cristal. Y agregó: «Esa aceptación del público es muy difícil de reemplazar con algo más».

En el documental conoceremos varios aspectos de su vida de las cuales no estábamos al tanto!

Una persona que nos hizo reír por tantos años merecía un lindo homenaje por parte sus allegados y seres queridos, además de que su público supiera qué lo llevó a su trágica muerte.