María Marta “Pato” Vela es una artista y educadora neuquina que recorrió Asia y Oceanía y se ganó la vida tocando a la gorra en las calles. Ahora está en España y su próxima meta es crear un parque musical en el este de África con financiación colectiva.

María estudió profesorado de guitarra en el Instituto Universitario Patagónico de las Artes, en Roca. En el 2017, a los 31 años de edad Pato, como la apodaron, comenzó una larga aventura por Nueva Zelanda, Australia, Indonesia, Malasia, Tailandia, Marruecos y España.

Y ahora ésta aventura seguirá en Tanzania para concretar otro sueño, el de crear un parque musical.

En sus pasos por Australia, se dedicó a tocar en las calles, donde comprobó la calidez de los habitantes de los pequeños pueblitos del interior australiano: le preguntaban si tenía donde dormir o le dejaban comida.

Además en éste país participó de la creación colectiva de aulas naturales con chicos, padres y docentes: estructuras de tierra, capa sobre capa, trabajadas con un martillo hidráulico.

En su camino conoció a Jessica, la responsable de un orfanato de la ONG Caring Africa en Moshi, pueblo a los pies del monte Kilimanjaro donde niños sin padres encuentran una nueva oportunidad a través del arte. Y de la charla surgió el entusiasmo compartido y la idea de montar allí el primero de los parques musicales de Proyecto Mongó, como lo bautizaron con Jaime y Vini.

Para eso juntan el dinero necesario a través de un mecanismo de financiación colectiva (crowfunding) en la plataforma Indiegogo. Ya reunieron 2.857 euros, faltan 1.643 y la campaña de recaudación termina el 10 de junio.

Si te interesa colaborar en el Proyecto Mongó Creando Parques Musicales hacé click acá.

Le deseamos mucha fuerza y esperamos que puedan reunir toda la plata faltante para llevar a cabo el proyecto.