María Manssen, una tatarabuela se convirtió en la mujer más grande en hacer salto bungee en Nueva Zelanda. Con 91 años,  se consagró como la mujer más grande en hacer salto bungee tras saltar 43 metros desde el puente de Kawarau de Queenstown.

María Manssen era todo sonrisas y no tuvo nervios antes del salto: «No fue nada.. Ellos (el personal) me dieron un pequeño empujón», contó la mujer. «El salto fue magnífico».

El salto fue el segundo para María, que también hizo el salto de Kawarau en 2008, a los 84 años. La mujer tiene 18 nietos, 35 bisnietos, un tataranieto y otro en camino.

La decisión de hacer puenting se produjo después de que su marido, Frank, muriera hace siete años.
«Cuando murió, pensé que quería hacer el salto bungee y también tomar un vuelo en helicóptero sobre la nieve», comentó la ganadora del récord.

Junto a su marido, María había recorrido la Isla Sur 11 veces y siempre se detenían en el puente para ver la gente saltar. María terminó su experiencia diciendo que era bueno para la gente «mover el trasero y hacer algo».