El otro día me subí al ascensor de mi edificio salude a un señor que estaba dentro y agarre mi celular como de costumbre. El señor me miró y me preguntó “¿Es vicio o necesidad?”, me quedé pensando por un segundo, ya que no sabía qué responderle, yo uso mi celular todo el día. Y la verdad es que me dejó pensando, porque luego me dijo “ahora que estas caminando está bien, pero ¿qué hacemos con los que usan el celular mientras manejan?”. El señor tenía aproximadamente unos 60 años y estaba vestido de traje y con un maletín, y me hablaba muy serio y preocupado por la sociedad actual.

Y yo me pregunto, usamos el celular por vicio o por necesidad… A esta altura creo que lo nuestro es vicio, no nos podemos despegar de él. Si no es porque estamos con WhatsApp, tenemos una notificación de Instagram, otra de Twitter, una de Facebook, o de Facebook Messenger, nos pasamos el día completo mirando el celular y nos perdemos todo lo que pasa a nuestro alrededor.

No digo que tenemos que dejar el celular e irnos a vivir al bosque, sino que deberíamos hacer un uso más pensado del celular. Para aquellos que trabajan, llegar a casa dejar el celular y conectarse con su familia, sus mascotas etcétera. Cuando te juntas con tus amigos que es con quienes normalmente hablas, dejar el celular y charlar mirándose a los ojos, tomando unos mates con el celular en silencio.

Parece un cliché pero es la realidad, estamos tan pendientes de este aparato que nos perdemos de disfrutar momentos. Nos sacamos mil fotos, pero no sabemos ni qué estamos viendo. Mi papá hace unos años dejo de filmar todo porque se perdía los momentos, estaba detrás de la cámara en vez de estar con la familia.

Adele reto a una persona del público que la filmaba y le dijo: ¡Hey estoy acá en vivo, no me filmes!

Disfrutemos de esta vida que es una sola!!!!! Larguemos un rato los celulares y vivámosla presentes no a través del celu!