A veces uno no se da cuenta, pero hay amistades que nos consumen la energía. Hay personas muy negativas, que cuando uno está cerca de ellos te hacen sentir mal, triste, con pocas ganas de hacer cosas, de moverte. Se les suele llamar “vampiros de energía”, porque cuando volves a tu casa estas agotado, desganado, con sueño. Es por eso que de este tipo de personas hay que alejarse.

Suelen tener actitudes destructivas, tanto con ellos mismos como con aquellas personas que lo rodean. Siempre les pasan cosas malas, están enfermos, deprimidos, y ven las cosas con mucha negatividad, su vida es peor que la tuya. No te escuchan, solo piensan en sí mismos, en sus problemas y como todo lo malo les pasa a ellos.

Y aunque uno trate de ayudarlos es muy difícil, porque están en un momento donde no pueden escuchar a más nadie. Por eso es preferible tomar distancia, y no involucrase tanto con ellos. Porque además tienden a volverse dependientes de uno para que los ayudes en su triste vida de victima constante.

Si tienes alguna persona así cerca, sal corriendo aún estas a tiempo!!