En estos meses de frío, tendemos a comer comidas más pesadas y calóricas. Por eso te quiero contar sobre un par de alimentos que nos ayudan a desintoxicarnos, a mejorar la función del hígado, la presión arterial y a no aumentar de peso.

 El Limón; te recomiendo que todas las mañanas te exprimas un limón le pongas un chorrito de agua caliente hervida y lo tomes en ayunas. ¿Por qué?, porque te aporta vitamina C, que nos ayuda con los resfriados, también nos hace una limpieza intestinal, y mejora nuestra piel.

Las Semillas de sésamo; protegen a las células del hígado del daño que causan los productos químicos a nuestro cuerpo.

La Zanahoria; Ayuda a las personas con estreñimiento y dolores de estómago por intoxicación. Calma las molestias gástricas y el exceso de acidez debido a sales minerales. Es un alimento muy recomendable si tenes gastritis.

Té verde; Es un gran antioxidante, este evita el envejecimiento prematuro de todos los tejidos del cuerpo. Tomar unas 3 tazas por día reduce el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares, cáncer de mama, pulmón, estómago, colon y próstata. También ayuda a perder peso y a mantener el equilibrio en el sistema nervioso.

La Cúrcuma;  Ésta ha demostrado tener una actividad antioxidante, antiinflamatoria, antiviral, antibacteriana. Ayuda a prevenir enfermedades como diabetes, alergias, artritis.

Las Frutas. En general éstas tienen muchas vitaminas, fibras y nutrientes, antioxidantes y desintoxicantes, por lo que es recomendable la ingesta de estas diariamente para que nuestro cuerpo se sienta mejor.

Los Vegetales de hoja verde. En cuanto a hojas verdes nos referimos a la espinaca, la lechuga, la alfalfa o la acelga. Éstas verduras contienen clorofila que ayuda a eliminar metales y pesticidas del cuerpo.