Si bien los hombres se hacen los que no son tan detallistas y no les importan ciertas cosas, en realidad hay cosillas que no toleran muy bien que digamos;

  • Les molesta que no cuidemos nuestro aspecto; prestan mucha atención a nuestro cuerpo, a nuestra piel, a nuestras uñas e incluso a nuestro cabello. Pueden mostrarse molestos e incluso preocupados, si notan descuidos.
  • Si no estamos perfectamente depiladas, lo notan; si bien ellos no se depilan y claramente no saben cuán difícil puede llegar a ser mantener una piel libre de vellos, parecen tener un filtro muy exigente cuando de mujeres y depilación se trata. Gran parte del sexo masculino prefiere chicas completamente depiladas
  • Detestan que seas desordenada; prefieren el orden y la armonía en el hogar, especialmente cuando llegan cansados, luego de una larga jornada laboral.
  • Su peor pesadilla: que lo ignores en la cama; Ellos siempre parecen estar dispuestos a tener sexo, sin importar cuáles sean las condiciones. Por ello, un fuerte rechazo, posiblemente les genere un verdadero dolor de cabeza.