El hospital Garrahan sorprende con una sala de resonancia ambientada para los niños. Debido a que este momento para ellos es muy estresante, quisieron hacer algo para ayudarlos a que ese momento no les genere miedo.

La idea es que los niños antes de ir a la sala reciban un mapa, con el cual deberan ayudar a un etraterrestre a encontrar su nave espacial, (que es como el resonador magnético esta ambientado). Para poder lograr este objetivo los chicos tendran que pasar por una mina abandonada, encontrar un fósil de dinoaurio y un diamante, luego atravesar una cascada y la puerta de una ciudad perdida en e medio de  jungla que los llevará hasta la nave.

Realizars estos estudios les genera mucha ansiedad a los chicos, es por eso que este hospital argentino quiso encontrar una alternativa para evitarles este sufrimiento. Además según explicaron los médicos, sirve para que los nenes más grandes eviten la anestesia general. Una idea brillante implementada en un hospital argentino.