Qué difícil es a veces encontrar ese vestido que nos quede divino, que el largo sea perfecto, el color o la estampa y que además nos quede cómodo, SI somos exigentes, por eso en esta nota voy a darte tips de cómo tiene que ser esa prenda según tu cuerpo.

Voy a mostrarte cual es el corte perfecto para tu morfología.

Cuerpo TRIANGULO:

Te sientan bien los vestidos con escote en V o cualquiera que resalte la parte superior del cuerpo, así como los de corte recto.

Cuerpo OVALO:

Vestidos de corte imperio. Evita los estampados con formas redondas y contrastes muy fuertes.  Te conviene usar colores en la misma gama e intensidad. Las tonalidades oscuras son tu mejor opción.

Cuerpo RECTANGULO:

Vestidos ajustados en la parte superior y con mucho volumen a partir de la cintura, de esta manera podremos lograr estilizar la figura.

Cuerpo RELOJ DE ARENA:

Diseños que dibujen la cintura y que se adapten a ella. Para los vestidos lo mejor es resaltar la cintura y el escote. Todos los materiales sirven para esta forma de cuerpo, pero el jersey de algodón elástico es el que más favorece, ya que te hace ver más alta y estilizada.

Cuerpo TRIANGULO INVERTIDO:

Vestidos de línea A, es decir con mayor volumen y más sueltos desde el escote. Los vestidos para el cuerpo tipo triángulo invertido deben tener mucho vuelo en la parte inferior. Lo ideal es mantenerlo lo más sencillo en la parte superior y ponerle algo interesante a la parte de la falda: volados, lentejuelas, brillos. Los vestidos pueden ser una buena opción si tienes el cuerpo tipo triángulo invertido.

Espero que este ABC pueda ayudarte en tu búsqueda, acordate que lo importante no es el talle o si está de moda, sino que te veas bien, te sientas segura y cómoda con tu outfit.