Es muy importante que puedas conocer qué tipo de cuerpo tenes, esto te va a ayudar a verte mejor, eligiendo la indumentaria que más te favorezca.

El cuerpo perfecto no existe, por eso voy a darte todas las herramientas para que puedas lucir más estilizado.

Ahora vamos a ver los tipos de cuerpos y sus descripciones, ¿VOS que cuerpo tenes?

CUERPO TRAPECIO.

En este cuerpo la diferencia entre sus hombros y cadera es mínima. Esta tipología es la ideal gracias a su proporción.

La parte más angosta de este cuerpo es la cintura. Partiendo de ella, hacia arriba la caja toráxica se ensancha hasta los hombros, volviéndose ésta la parte más ancha.

RECTANGULAR.

Es el tipo de cuerpo de contextura delgada. Los hombros son del mismo ancho que la cintura, casi iguales a la cadera. Al verlo de frente su forma es  a simple vista rectangular y alargada.

 

OVALO.

La parte más ancha de este tipo de cuerpo es el torso, éste es más ancho que los hombros y las caderas. Es muy importante tener en cuenta donde llevar la atención de la mirada, utilizando prendas que no llamen la atención y que no ensanchen nuestro torso.

TRIANGULO INVERTIDO.

Por lo general es el tipo de cuerpo de un hombre que se ejercita diariamente,  donde la proporción de su cuerpo se amplifica en los hombros y en la cintura se hace más angosto.

La forma que tiene este tipo de cuerpo es la de un gran triángulo el cual su base está en los hombros y la parte más angosta en el comienzo de su cadera.

No se deben utilizar prendas muy ajustadas en la parte superior, ya que se vera el torso desproporcionado con la parte inferior.

TRIANGULO.

Lo más ancho de este tipo de cuerpo se localiza en abdomen y caderas, mientras que los hombros tienden a ser más angostos.

Se debe tener cuidado con los detalles visuales de sus  prendas, la atención no debe ser dirigida a las caderas y abdomen.

Conocer la tipología y complexión de tu cuerpo es la base para poder hacer correcciones visuales utilizando tu guardarropa, esto va a marcar la diferencia, vas a sentirte seguro a la hora de comprar prendas. Mírate al espejo y anímate a jugar con tu indumentaria.