Llega fin de año y empezamos a pensar todas las cosas que queremos lograr el próximo año que no pudimos hacer este año.

Normalmente suelen ser metas inalcanzables que nos prometemos cumplir, pero son tan altas que llega el próximo año y nos frustramos por que no llegamos a hacerlas..

Éstas son las más comunes que solemos hacer:

  1. Voy a dejar de fumar
  2. Prometo hacer las 5 comidas
  3. Prometo ir al gimnasio todos los días
  4. Prometo mirar menos Netflix y ser más productivo
  5. Prometo comer más verduras
  6. Prometo ser más consciente con mis gastos

Y podemos seguir alargando la lista…

Nos hacemos promesas tan generales y tan a largo plazo que es muy difícil poder cumplirlas y no terminar frustrandonos.

Por eso este año te propongo que tus metas sean a corto plazo, y no tan exigentes… Por ejemplo, en vez de dejar de fumar que es algo muy difícil para los fumadores, podríamos decir fumar menos, podemos decir comer un poco mejor e ir lentamente mejorando nuestros hábitos.

Si no estas acostumbrado a ir al gimnasio, empezar de golpe con 5 días a la semana, por lo que tu resolución puede ser, empezar el gimnasio e ir al menos dos veces a la semana e ir aumentando los días…

Así podemos ir creciendo durante el año y no frustrarte porque te pusiste metas muy altas!!!

Que éste 2018 éste lleno de desafíos, alegrías y crecimiento!