Es una nueva forma de dejar a alguien con quien te estas viendo, en vez de ser frontal y decir las cosas de frente como deberíamos, la moda es simplemente irte cortando lentamente y luego desaparecer.

Dejan de responder los mensajes y llamadas, al principio uno puede pensar que le pasó algo, pero la realidad es que simplemente no tuvo el valor para terminar las cosas cara a cara como debería.

Es una práctica bastante “fea” por no decir otra cosa, ya que cada persona es libre de querer o no querer estar en una relación. Por más difícil que sea terminar, desaparecer no es la respuesta. Hay que enfrentarse y por más que las cosas terminen mal, es mejor que el “Ghosting”.

Sugerencia personal, las cosas se hablan y se dicen, si no te da la cara para hacerlo frente a frente al menos con un mensaje podes informarle a la otra persona que te parece que las cosas ya no dan para más, así el otro no se queda con la incertidumbre de qué fue lo que paso.