El Príncipe Harry se casará con Meghan Markle.

Harry encontró el amor de su vida a los 33 años, y le pidió a la actriz estadounidense de 36 años que se casara con él un año y medio después de que comenzaron a salir en secreto. Y a principios de éste mes se comprometieron en Londres.

La boda parece que tendrá lugar en la primavera de 2018.

 

Aunque la estrella estadounidense y la realeza británica parecían una extraña pareja en el papel, sus pasiones compartidas por las relaciones exteriores, el activismo y el servicio público ofrecieron un terreno común para que su romance se alzara. A medida que el mundo se enteraba, ellos ya se habían consolidado como pareja.

Ambos han hecho muchos sacrificios y se nota que están enamorados ya que mientras estaban separados por un océano y una zona horaria, la pelirroja real y la estrella estadounidense hicieron un punto de visitarse con tanta frecuencia como lo permitían sus horarios llenos. Antes del Día de Acción de Gracias de 2016, Markle se dirigió a Nottingham Cottage en el Kensington Palace para quedarse con su novio y, después de las vacaciones, el príncipe realizó una gira por el Caribe con un viaje rápido a Toronto para ver a su novia.

Fue durante ese viaje que los fotógrafos finalmente capturaron la primera foto de la pareja dando un paseo por Londres después de ver una obra de teatro. Como dijo una fuente a The Sun, que publicó por primera vez las imágenes, “claramente no tenían miedo de ser vistas en público juntos”.

Megan hace rato que está lista para alejarse del centro de atención de Hollywood. “Incluso antes de Harry, ella estaba empezando a pensar en la transición de la actuación”, dijo una fuente interna. “Ella quiere enfocarse en otros emprendimientos mundanos que le apasionan, como su filantropía”.

Por lo que está clarísimo que es la novia perfecta para el Príncipe más codiciado del mundo!

Así que VIVAN LOS NOVIOS!