Empiezan los calores fuertes y tu pequeño amiguito necesita que lo cuides tanto como en el invierno. Ya que las altas temperaturas afectan muchos a nuestros amigos peludos, ya que al tener un manto de pelo que los acompaña durante todo el año sufren un poco más que nosotros el calor. Por lo que deberías hacerles un buen corte para que estén más frescos.

El golpe de calor es la afección más frecuente, y las causas son: temperatura elevada, ventilación pobre, exceso de humedad, sobrepeso, y  razas braquicefalias (nariz chata) como el pequinés, bóxer, buldog.

Para evitar que suceda deberías seguir los siguientes concejos:

-Siempre tener su platito con agua fresca en todos los horarios del días.

-No fuerces a tu mascota a que haga ejercicio durante las horas de mucha temperatura, ni correr sobre superficies calientes. Trata de reservar los paseos para la mañana y la noche.

-No dejes la comida preparada al sol porque se puede descomponer y contaminar.

-Proveerles un lugar para descanso con sombra , y si puedes y a tu mascota le gusta puedes hacerle una pequeña pileta para que él también pueda disfrutar del agua.

Si llevas tu mascota de vacaciones asegúrate de tener todas las cosas que necesitas para viajar, comida, platos, agua, sus juguetes y si tiene algún medicamento especial no olvides llevarlo. Si vas a viajar en auto fíjate de tener su pechera y el cinto de perros, ya que si te paran en la ruta es indispensable que tu mascota vaya atada al igual que nosotros, además así cuidas que no se caiga ni le pase nada en caso de un accidente. Y es esencial que sepas qué veterinarias hay cerca de donde vayas de vacaciones, por las dudas que algo llegara a pasarle a tu pequeño amigo.