El pasado sábado 28 de octubre las familias del valle pudieron disfrutar de la exposición de los vehículos que participarian al día siguiente del VII Gran Premio de Baquets.

Dice la CAdeAA, Club Amigos de Automóviles Antiguos que  tiene Socios inquietos y, cuando
se dieron cuenta que los “fierros” que andaban dando vuelta en el galpón o el potrero servían para armar una baquet, la categoría explotó.

Pero, qué es una baquet ??

Las baquets fueron los primeros autos de competición de la Argentina. En una trasnochada de  reunión de jóvenes en algún pueblo de campo argentino, a alguien se le ocurrió que podrían hacer una carrerita por los caminos vecinales  de tierra.

Luego, alguien se dio cuenta que sacándole peso mejoraba la velocidad de su automóvil. Eso inició una secuencia donde primero cayeron los paragolpes, luego los guardabarros, y más tarde la carrocería, reemplazándola con un par
de asientitos y un tanque de nafta detrás. Hasta allí la cosa no pasó a mayores, pero cuando empezaron a toquetear los motores, se convirtieron en bólidos. Los accidentes, entonces, arreciaron. En corto: las autoridades
prohibieron las carreras en ruta y de allí derivaron las categorías de monopostos en circuitos cerrados y los autos con techo rígido en  ruta naciendo así el TC. Nada más ni nada menos.

Gran idea la de Casino Rio de albergar este evento y permitir a varios fanaticos y no tanto, acercarse a estas joyas de la historia del automovilismo.